Los Grifos son quizás, dentro del rango de empresas, la más propensa a protagonizar un incendio de grandes magnitudes, ya que la sustancia que predomina es la “GASOLINA”. Los químicos que componen este líquido son conductores de calor, por ello la importancia de que una gasolinera tenga inspecciones de seguridad.

Cuando se habla de inspecciones de seguridad nos referimos a que cada cierto tiempo va un inspector a revisar los equipos contra incendios para garantizar que estos estén en su máximo funcionamiento. Las inspecciones de seguridad cuentan con un proceso de verificación el cual consta de 6 pasos. Primero, se realiza un control periódico e inventario del equipo en la que se limpia los exteriores y se comprueban los mecanismos internos. Segundo, se observa el extintor por la acumulación de polvo y abolladuras, ya que esto puede causar corrosión en el extintor y fuga de gas. Tercero, se revisa el precinto de seguridad para asegurar que esté intacto y no haya sido manipulado. Quinto, se revisa la manguera verificando que esté libre de obstrucciones. Sexto, se revisa la aguja del manómetro. Todos los aspectos antes mencionados se colocan en una tarjeta de inspección de acuerdo con las observaciones.

mantenimiento

Pero no sólo basta con las inspecciones de seguridad. Otra de las cosas que se debe tener en cuenta es el mantenimiento de extintores, ya que el tiempo de vida de este equipo es de cinco años como máximo. Durante este tiempo, es necesario hacer una serie de mantenimientos que garanticen la efectividad del extintor, más aún cuando ya se ha utilizado, debiendo recargarse nuevamente de forma inmediata.

Para concluir, tanto las inspecciones de seguridad como el mantenimiento de extintores son indispensables para estar prevenidos en caso ocurra un incendio. En FENIX nos preocupamos para que nuestros productos reciban ambos servicios.